Mensaje del Jonathan Reckford, CEO de Hábitat para la Humanidad #COVID-19



Categoría Comunicados


Mensaje del Jonathan Reckford, CEO de Hábitat para la Humanidad #COVID-19

Para algunos, "quedarse en casa" es un tipo diferente de crisis: Jonathan Reckford, CEO de Hábitat para la Humanidad

ATLANTA (3 de marzo, 2020) - El Presidente Ejecutivo de Hábitat para la Humanidad Internacional, Jonathan Reckford, emitió la siguiente declaración sobre los efectos económicos globales del COVID-19:

Cada día que pasa, todos nos encontramos tratando de adaptarnos a las medidas necesarias para combatir la propagación de COVID-19. En países y culturas de todo el mundo, "quedarse en casa" es el mensaje del momento. "Refugiarse en su propio hogar”.

Es lo correcto, y si todos somos capaces de aplanar la curva, sabemos que juntos habremos salvado innumerables vidas. Pero todos nosotros en Hábitat para la Humanidad también sabemos que hay demasiadas familias para quienes esto no es tan sencillo como parece. La incertidumbre que muchos de nosotros sentimos hoy en día, para estas familias es algo que han sentido toda la vida, si no es que por generaciones.

Donde para muchos "Refugiarse en su propio hogar" significa identificar la logística y ajustar la mentalidad, para otros solo exacerba las condiciones con las que han luchado durante tanto tiempo. Casas que ya no son saludables debido a fugas o moho, casas con hacinamiento porque la única forma de pagar el alquiler o ahorrar dinero es que la familia extendida permanezca junta en un espacio demasiado pequeño. Viviendas sin fácil acceso a un suministro constante de agua. Son espacios que albergan, pero sólo eso.

Donde para muchos "abastecerse de lo necesario" sólo significa un viaje frustrante y molesto a través de un mercado local incómodo con los estantes vacíos o semi-vacíos ( temporalmente), para otros es un recordatorio de cuán cerca de la orilla financiera han vivido. Imagine que, para estas familias, la compra de suministros siempre se percibe de esta manera, no porque las multitudes a su alrededor se apresuren a adquirir lo que puedan, sino porque tienen que tomar decisiones terribles todos los días. Para asegurarse de que el alquiler se pueda pagar, usted qué elegiría? Llenar una canasta con alimentos saludables, surtir una receta médica necesaria, o llenar el tanque de su automóvil con el combustible necesario que le permita hacer estas cosas.

Cuando estas son las opciones a las que se enfrentan estas familias, no se puede ganar. A medida que el efecto económico de esta crisis se extienda, estas mismas familias serán las más afectadas, siempre lo son. Para demasiadas familias, como resultado del cierre de empresas y la pérdida de empleo de los trabajadores, esta crisis ya ha comenzado. Estas son las familias con las que nos asociamos en Hábitat, y necesitarán nuestra mano ahora más que nunca. Y ahora más que nunca, nuestro trabajo, al igual que aplanar la curva, nos requerirá a todos juntos. Usted puede ayudarnos a apoyar a estas familias, a estas comunidades, a nuestros vecinos. A reconstruir más fuerte, en solidaridad y con su apoyo.



Hábitat para la Humanidad México © 2018 | Diseñado y desarrollado por SMARTIA GROUP | Aviso de privacidad